¿Amante de las especias?, claves para saber usarlas y darle el sabor ideal a sus platos
Familia

¿Amante de las especias?, claves para saber usarlas y darle el sabor ideal a sus platos

Mayo 24, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Redacción de El País 
Especias

Especias

Archivo El País

Han sido utilizadas desde la antigüedad para la preservación de algunos alimentos. También con fines medicinales y, sobre todo, para darles aroma y sabor a las comidas. Tal vez por eso también se conocen como condimentos.

Pero aunque muchos las han oido nombrar o las ven en el supermercado, no conocen a ciencia cierta la manera de usarlas y por eso, se abstienen de incluirlas en la dieta, privándose de sus enormes beneficios.

Para el chef experto en alimentación saludable, Alejandro O' Byrne, uno de los secretos más guardados por las culturas antiguas y por la alta cocina son las especias. “Son ingredientes que estructuran y le dan carácter a los platos, al elevar su calidad, sabor, aroma y textura, y al otorgarle carácter y personalidad única a cada bocado”, comenta.

A su vez, explica que las especias se agrupan en familias, teniendo en cuenta aspectos como su sabor, categoría en la cual existen cinco subgrupos: dulces, saladas, ácidas, picantes y agrias. En México son famosas las picantes; en Japón, las agrias y en Perú, las ácidas.

Otra forma de clasificarlas es por su taxonomía, es decir, si se trata de hojas, tallos, semillas o raíces. Y por último, se pueden encontrar frescas, secas, molidas o líquidas.

“En Colombia, en particular, hay una mayor tendencia hacia las especias saladas, y a usarlas frescas o molidas, siendo las más comunes el achiote, perejil, cilantro, menta, hierbabuena, guasca, nuez moscada, mostaza y pimienta. Y dependiendo de la región y sus costumbres esta lista puede cambiar”, precisa O' Byrne.

Por otro lado, la nutricionista dietista especialista en reducción de peso, Lina Marcela Pérez, asegura que “en Colombia tenemos una dieta muy alta en sodio y los condimentos que usamos también tienen una elevada cantidad de este mineral y esto nos ha llevado a tener unos altos índices de muertes por enfermedades cardiovasculares”. De hecho, argumenta que de acuerdo con el último estudio 'Sodium intakes around the world', realizado por la Organización Mundial de la Salud, OMS y publicado en 2007, la ingesta promedio de sodio al día en Colombia para hombres es de 5,3 gramos (13,7 gramos de sal diarios) y para las mujeres de 3,9 (10.1 grs), cuando la ingesta recomendada de sodio es de máximo 2 gramos diarios, (5 grs de sal al día).

Por tanto, la recomendación de los expertos es disminuir al máximo la cantidad de sal en las comidas, ayudándose con las especias. “Me encantan las especias y las uso para darle aroma y sabor a las comidas, pero también para disminuir la necesidad de sal en las preparaciones”, cuenta Pérez.

Conozca las especias más usadas para deleitar su paladar y mejorar su salud.

Albahaca

“Gracias a su versatilidad podemos disfrutar de las propiedades de la albahaca de muchas formas, ya sea en infusión para pacientes que padecen de insomnio o falta de apetito o añadida a las ensaladas o recetas italianas, pues su sabor es suave y tiene un gran aroma, explica la nutricionista.

Combina perfectamente con: pimentón, berenjena, tomate, calabacín, queso, pollo, pescado y cerdo. También con ajo en polvo, romero, tomillo y orégano.

Azafrán

Tiene un sabor delicado y terroso y es usado comúnmente para darle color a las comidas.

Pero lo que muchos no saben es que “tiene un alto contenido de riboflavina (vitamina B2), aceites esenciales que son carotenoides, es decir provitamina A y sus pigmentos que desempeñan un papel estimulante digestivo y analgésico”, aclara la nutricionista dietista.

Esta especia va muy bien con verduras, carnes, pescados, arroces y
guisos.

Tiene la ventaja que se puede mezclar con cualquier otra especia.

Canela

La característica más evidente de la canela es su olor, al cual se le atribuyen propiedades relajantes, por lo que ayuda a combatir el estrés.
“Pero también es fuente de magnesio, hierro, calcio, fibra y vitaminas C y B1, siendo efectiva para el manejo de diarrea, indigestión y distensión abdominal e incluso, es utilizada como estimulante inmunológico. Tiene, además, antioxidantes que ralentizan el proceso natural de deterioro de las células y el efecto de los radicales libres, retrasando así el envejecimiento”, expone Felipe Ordóñez Castiblanco, fisioterapeuta, magíster en entrenamiento y nutrición de la Universidad Europea del Real Madrid, nutricionista integral de Physical Center SAS.

“Puede aprovecharse en el té para controlar los niveles de colesterol malo en la sangre y regular los rangos de azúcar. La canela ayuda también a desinflamar y aliviar el dolor. Debido a esto, puede ayudar a mejorar los síntomas de la artritis”, agrega.

Cúrcuma

Proveniente de la India, la cúrcuma es una especia con un sabor entre amargo y picante que le da un color anaranjado sutil a las comidas.
Su uso se remonta a más de 4.000 años en la gastronomía y en la medicina, donde se ha aplicado para el tratamiento y alivio de diversas enfermedades.

Se puede encontrar en su forma original (raíz) o en polvo.

“Yo la recomiendo mucho, principalmente a mis pacientes con enfermedades inflamatorias, como la artritis o problemas digestivos. Además, es un excelente tónico biliar que protege las funciones del hígado.

Las investigaciones demuestran que la cúrcuma contiene incluso diez compuestos anticancerígenos, que protegen de los radicales libres y del cáncer de mama, duodeno, piel y colon.

Se usa para darle algo de color y sabor a las comidas, en guisos con verduras, lentejas, pollos y pescados”, expresa la nutricionista dietista, especialista en reducción de peso, Lina Marcela Pérez.

Jengibre

El jengibre es una raíz con un sabor dulce picante, que se puede utilizar en la preparación de salsas, sopas e incluso, algunos postres.

“Dentro de los beneficios que provee se sabe que favorece la absorción de nutrientes, que ayuda a prevenir el estreñimiento y mejora la digestión. También tiene efecto antinflamatorio y alivia los dolores abdominales y articulares”, comenta Pérez.

Orégano

El orégano, conocido como la hierba de la pizza, es una de las especias más utilizadas en la gastronomía mundial.

Además de su agradable sabor y aroma único, es un ingrediente con muchas aplicaciones medicinales, ya que su alto contenido de aceites esenciales volátiles, antioxidantes y su efecto expectorante le confiere interesantes beneficios para la salud.

“Se puede usar para adobar pollo, pescado, cordero y cerdo, así como para condimentar sopas, ensaladas y salsas. Sabe delicioso combinado con laurel y tomillo”, recomienda Pérez.

Pimienta negra

Tal como lo explica Ordoñez, “ayuda a prevenir los gases intestinales, favorece el control del peso, contribuye a combatir alteraciones respiratorias y bacterias.

Como si fuera poco, contiene antioxidantes que previenen o reparan los daños causados por los radicales libres.

“Contiene piperina, un compuesto que estimula naturalmente la liberación de las enzimas digestivas del páncreas, favoreciendo la digestión y que es usado en el manejo del dolor”, aclara el nutricionista Felipe Ordóñez Castiblanco.

Puede ser un fabuloso ingrediente en guisos, sopas, carnes y ensaladas, bien sea en grano o molida.

Consejos prácticos

Atienda estas recomendaciones para iniciar el uso de especias y disminuir el sodio en las comidas que entrega aquí Lina Marcela Pérez, nutricionista y dietista especialista en reducción de peso:

- Disminuya un poco la sal que usa cada día. Con el tiempo se acostumbrará a comer con menos sal.

- Remplace los cubitos de caldo, salsa de soya y salsa de tomate por las especias naturales.

- Pruebe los nuevos condimentos de a uno o de dos en dos para que identifique cual le gusta más.

- Las especias naturales son de libre consumo, puede comprarlas por separado o mezcladas.

- Siempre lea las etiquetas, asegurándose de que digan: bajo en sodio, sin sal agregada, libre de sodio, reducido en sodio o sin sal.

- Tenga en cuenta que mucha sal se considera 1,25 gramos por cada 100 gramos. Y poca, 0,25 gramos por cada 100 gramos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
Hoy:saludcocina
Publicidad
Publicidad
Publicidad